jueves, 16 de febrero de 2012

MODERACIÓN DEL LENGUAJE ESPIRITUAL

Esta escritura es obra de la Divinidad en tiempo y espacio terrenal para hacer llegar el llamado de humano a humano.
Nuestras lecturas son el aprender de ellas para hacer de los días una belleza interior reflejada en el entorno de cada ser.
El tiempo de las lecturas es el tiempo de nuestro abrazo fraterno con los humanos, según el tiempo que le dedican a la lectura nosotros los seres celestiales estamos participando de ese encuentro de hermandad en valores propios de una grandeza humana.
Cada ser debe tener el tiempo de la lectura con la conciencia puesta en la libertad de convivir sin presión de nada físico ni espiritual.
El conocimiento de estos escritos nos hace libre de espíritu y reconocemos la verdad con mas rapidez, estamos atento al llamado de la palabra mas la verdad aplicando siempre la conducta de hacer silencio a la hora de encontrar lecturas donde se aplica la injusticia de lo espiritual, sobre negocios de humanos invocando la palabra divina como venta de un producto.
El silencio es muy simple, trae tranquilidad y mide la distancia de las palabras, porque de ese silencio se puede formar una idea de lo que se debe hacer desde donde estamos viviendo hasta donde debemos ir a conciencia y con la verdad. Conociendo la injusticia de cada ser que comanda la verdad disfrazada de valores en materia y donde lo espiritual no está presente, es muy práctico este elemento humano de lectura, tiene una teoría y una práctica simple, es igualdad, humanidad y seguridad en tres palabras un solo valor, que es verdad espiritual.
La verdad espiritual es el logro de aprender de estas lecturas.
El culto a la verdad es lograr llegar a la distancia de todo aquel que hace injusticia, en silencio de palabras donde el propio ser humano falto de verdad hace su vida digna bajo una bandera de inseguridades, porque el silencio hace mas fuerte el pisar de una llegada, porque lo celestial es fortaleza eterna, las energías trabajan para formar una figura de entendimiento de aquel ser que no deja de sentir inseguridad.
El pasado de cada humano tiene una conducta propia, nadie puede cargar una historia de vida ajena como propia, nada es claro cuando se escribe y se habla con inseguridad.
El ser humano tiene mucha responsabilidad sobre la tarea planetaria por eso debemos hacer propio cada acto de razón a las palabras escritas donde se muestra un ejemplo de algo que se dejo de hacer por no participar, el conocimiento de la verdad divina en vida actual.

Nadie nos obliga, nadie nos hace libre, nosotros tenemos la libertad en nuestras manos, recibiendo de una conciencia divina la verdad. La conciencia es digna de responsabilidad en la tarea planetaria. La conciencia es responsable de nuestros fracasos.

La conciencia es digna de vida y de salud. La conciencia tiene una comunicación celestial que dista de alejamiento divino, es la mayor comunicación desde nuestro corazón.

Dios es una energía divina, todo los seres celestiales hacen una vida digna de valores espirituales en la eternidad de los tiempos, no hay un límite de algo, no hay un fin de algo, cuando se pasa a la eternidad de lo infinito, es la fortuna más maravillosa que se pueda imaginar el humano.

La distancia que los separa desde el conocimiento hasta la teoría y practica es hoy la realidad de la verdad en lecturas divinas.

Hoy deja de ser distancia para ser unión cielo tierra.

El conocimiento de la distancia es tener el conocimiento a puerta abierta, semillas al viento, alas volando sobre el firmamento sin control de tiempo.

La realidad que se pide aquí es lectura con sentido propio de la VERDAD.

Son los valores de la dignidad humana, son el desprender de la vieja enseñanza de hacer propio únicamente lo terrenal..
Esto es salvar un alma y hacer días de gloria en la paz celestial de los humildes corazones que hoy piden despiertos el mensaje de la verdad desde donde muchas veces les negaron la dignidad de un hombre de bien.
Los seres espirituales son aquellos que escuchan y aprenden, son aquellos que hoy están dando su tiempo en este espacio de conexión divina, tú físico y mi energía celestial que abraza en este momento al conocimiento de la lectura para escuchar el llamado de la voz interior, se dice cuando ir al encuentro de la razón sin sentir el miedo y la vergüenza para hacer de una vida mejor en este tiempo y aprender del conocimiento, se conoce hoy al despertar la confusión de años y años que se guardó en las conciencias humanas.
Somos maestros divinos para la hermandad de humanos listos para recibir lectura.
Libertad a la inseguridad y con la seguridad de seguir esta lectura Divina de la Verdad Celestial con la realidad teniendo un maestro de nombre JESÚS, MARÍA MADRE DE JESÚS O ARCÁNGEL MIGUEL..
Gracias Padre por tener el conocimiento de la verdad en mis manos en esta lectura.
La moderación del lenguajes esta en el silencio de aprender y hablar cuando se tiene el conocimiento sobre lo justo y la razón formando una verdad para los tiempos de vida en la tierra. En lo eterno está el conocimiento de la divinidad celestial.
El compromiso de cada humano esta en despertar una conciencia y guardar las lecturas como ayuda a la felicidad y la seguridad que es la fe de cada corazón.
Mensajes celestiales en unión terrenal centro de luz Jesús entre nosotros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada